miércoles, 20 de agosto de 2014

Pero, ¿por qué?



Paseaba por las calles, reflexionando.
Llegué al Starbucks y me pedí un Frapuccino de vainilla.
Salí de nuevo y comencé a caminar.
Deambulé por Gran Vía, Sol, Fuencarral, Serrano ...
Mientras mi mente se iba lejos, muy lejos
pensando en lo que había pasado en estas últimas 48h.
Mi mundo estaba patas arriba, no sabía quién era.
Me siento tan vacía,
como si algo faltase dentro de mí.
Mi familia estaba ocupada con el funeral y yo ...
bueno, yo vagando por Madrid.
No era capaz de dar la cara.
No era tan fuerte como pensaban.
Me asustaba y ya no le tenía.
Él se fue y me dejó en este mundo.
No puedo creerlo.
Cuestionando sus preguntas de cada día ... ¿cómo no me di cuenta?
Nos iba a dejar y yo tenía la mente nublada.

Era tan estúpida.
...
¿Qué estaba pasando por su cabeza?
Como pudo dejarme así.
¿Por qué se fue? 



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada