lunes, 11 de agosto de 2014

¿Querer o no?





¿Por qué amamos? ¿Por qué dejamos que se encariñen de nosotros? Mejor, ¿por qué nos encariñamos de gente que sabemos que un día desapereceran? 
Sus palabras se las llevará el viento.
Todas las promesas que se dijeron están sobre la mesa, ¿alguna se cumolió? ¿Realemente sabíais que las compliríais?
Tantas promesas fueron lanzadas al mar, no pensadas, tampoco cumplidas.
Mentíais en la manera de decir "Te quiero", "Siempre". Eso solo son temporadas que pasan por vuestra vida, las dejas atrás, te persiguen, dan media vuelta. 
Pero las ignoras.
Tanto cuesta prometer lo que cumplir se puede.
Llevas moratones de los dolores causados por las promesas rotas.
Pero ... ¿qué son las promesas? ¿Por qué prometes?
Nadie puede responder esas preguntas, si no, también volveriamos a la misma pregunta sin resolver.
"¿Por qué amamos hasta el punto de dolernos el corazón?".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada